¿Qué es un Séptico?

Es un tanque cuyo sistema es utilizado para la sedimentación primaria, acumulación de lodo y la digestión anaeróbica (efectuada por los organismos que viven en ausencia de oxigeno), de las aguas residuales domesticas que no son atendidas por el alcantarillado urbano.

Existen 2 tipos de sépticos:

Tanque Séptico Prefabricado
Fosa Séptica Tradicional

¿Porque debe preferir el Súper Séptico DGP?

El Súper Séptico de DGP es el único en el país con el sistema IMHOFF. Aparte de que este séptico cuesta menos que uno tradicional, el sistema IMHOFF está constituido por un depósito principal donde se efectúa la digestión anaeróbica y por un tanque secundario de sedimentación, contenido en la parte interior del depósito principal.

El material de desecho entra en el compartimiento de sedimentación donde se retienen los cuerpos sólidos y el material sedimentado es depurado en el compartimiento inferior de digestión, provocando así que el agua filtrada resulte prácticamente privada de emisiones gaseosas generadas por la fermentación del lodo.

  • Estructura completamente monolítica.
  • Material reciclable.
  • Elevada resistencia mecánica.
  • lnercia química
  • Resistencia a los choques y saltos térmicos.
  • Total ausencia de fenómenos de corrosión.
  • Articulo de poco peso en fase de almacenamiento, transporte e instalación.

El proceso de moldeado por rotación, a diferencia de otros procesos de moldeado, permite obtener artículos con un elevado espesor de pared, formas complejas y una terminación superficial de aspecto natural, confiriendo una elevada capacidad de inserción en el contexto ambiental; la superficie interna del tanque es completamente lisa para permitir su fácil limpieza.

Datos técnicos

Aplicaciones IMHOFF-8 IMHOFF-16
Casas Hasta 8 usuarios Hasta 16 usuarios
Restaurantes Hasta 32 usuarios Hasta 64 usuarios
Escuelas Hasta 80 usuarios Hasta 160 usuarios
Oficinas publicas Hasta 160 usuarios Hasta 360 usuarios

Instalación

Lugar de instalación

A una distancia de por lo menos 1 metro de la zapata de muro y 2 metros de los límites de propiedad.

A no menos de 10 metros de cualquier pozo, o tanque destinado para agua potable.

Posicionar el tanque sobre un suelo nivelado y resistente al peso del tanque lleno.

Se debe tener especial cuidado en elegir el lugar de instalación del séptico, para que las operaciones de extracción de los residuos no sean obstaculizadas por el estado del lugar o de la naturaleza del terreno. Se recomienda una limpieza anual para asegurar la eficiencia de su funcionamiento.

En el caso que el séptico esté localizado en la proximidad de un cuerpo hídrico y subsista la posibilidad de inundaciones, la instalación tiene que estar protegida por estructuras adecuadas.

El séptico debe estar ubicado, tomando en cuenta que la instalación tiene que estar hecha de manera que las aguas residuales puedan entrar con continuidad y el clarificado pueda salir sin ninguna dificultad.

Precauciones a tener en la instalación

Verificar la integridad del tanque y sus componentes.

Al colocar el tanque es importante que las tapas de inspección estén de 5 a 10 cm., como mínimo, sobre el nivel del suelo para evitar que agua de escorrentía superficial penetre en el mismo. Además se debe asegurar que el tubo de ventilación del biogás, tenga libre desahogo en la atmósfera.

La zona en las inmediaciones del tanque no debe ser transitable (Fig. 1).

El tanque no debe estar enterrado en zonas inclinadas, en cada caso la tierra circunstante no debe generar fuerzas laterales no balanceadas.

En caso de que en la zona de enterramiento la capa freática fuese más alta que el fondo del tanque es necesario predisponer un aislamiento con paredes de concreto.

Para una correcta instalación en el terreno, seguir la secuencia indicada

Preparar la fosa de dimensiones adecuadas, con fondo nivelado, de manera que alrededor del tanque quede un espacio de aproximadamente 30 cms. (Fig. 2).

Esparcir en el fondo una capa de arena compactada de por lo menos 15 cms (Fig. 2).

Preparar las conexiones al tanque, bajar el tanque en el hoyo posicionándolo verticalmente y completamente nivelado.

Llenar el espacio alrededor del tanque con 15 cms de arena y compactarla bien; probar las conexiones realizadas (en esta fase no se recomienda llenar el tanque por más de 15 cms); verificar el correcto flujo de las aguas.

Proceder con capas sucesivas de 15-20 cms a la vez, primero llenando el tanque de agua limpia y luego cerrando el hoyo con arena/tierra, compactando bien el material (Fig.2).

Nota Importante

Un procedimiento de enterramiento incorrecto pudiera causar deformaciones estructurales al tanque.

Cuando el sistema empieza a funcionar no cuenta con bacterias suficientes para empezar la descomposición de la materia orgánica inmediatamente, y por esto el sistema produce olores en su fase inicial que pueden durar de dos a tres meses. Para acelerar el proceso de crecimiento bacterial se recomienda adicionar al tanque séptico lodos de otro tanque en funcionamiento.

Contactenos